Foto 1 de 4 Anterior  | Siguiente

STEVEN-BOY

Adopción de STEVEN-BOY

 ¡Adoptado! el 20-1-2012 por Juan Antonio

En Conil de la Frontera, Cádiz, España.
La verdad es que si lo vierais ahora no le reconoceríais. Está muy bien. Cada vez tiene menos miedo a la gente. Se está socializando mucho. De vez en cuando lo dejo en casa de mi madre, que es casa de mucha gente, con OJú, siempre con OJú (mi perrillo de siempre) que se han hermanado y no se separan para nada. Duermen, comen, todo lo hacen sin separarse y nunca se han peleado. Juegan muchísimoooo.
Se ha acostumbrado a mis hermanos, mi madre, algunos sobrinos... Viene visita y no se esconde. Al principio su respuesta era hacerse pipi o caca e incluso se lanzó a morder a alguien. Ahora quiere que lo cojas en brazo, y se pone panza arriba para que le rasques la barriga. Es simpático y cariñoso como él solo. Él estará contento pero yo también. No me arrepiento para nada, estoy muy contento de haberlo adoptado. Aún tiene sus días que parece que dar una pasito hacia atrás, pero cada vez son menos y le dura poco. Ya tiene confianza. Lo que peor lleva es la calle si hay coches, motos o mucha gente, pero por eso mismo lo saco todos los días varias veces. Se tiene que acostumbrar. De todas formas creo que dentro de unos meses os diré que ha superado todo, se nota que lo ha pasado muy mal y tiene sus traumas, aunque ya os digo que para nada está como venía

adoptado Adoptados 2012
  • Nombre: STEVEN-BOY
  • Clase Perro
  • Desde 17-10-2011
  • Sexo Macho 
  • Edad 8 años y 6 meses 
  • fecha de nacimiento 2/2011 
  • Raza cruce de pincher y chihuahua 
  • Tamaño Pequeño 
  • Peso 3 KG 
  • Localidad Granada  (Granada)
  • ID 128 

Salud

Miedo a las personas.  

Descripción

Llevaba en la perrera desde que cumplió 2 meses. Fruto de una camada no deseada, su dueño ni siquiera se molestó en buscarle un dueño, optando por lo "fácil": dejar a él y a su hermano en la perrera. Pronto su hermano se adoptó, dejando a Boy rodeado de perros desconocidos y sin casi contacto con seres humanos. Así ha crecido el pobre, con faltas de sociabilización, con mucho miedo en el cuerpo, tímido y triste. ¿Qué se puede esperar cuando un cachorro el único contacto que recibe del ser humano son manguerazos de agua fría y un cuenco con comida una vez al día?
Ahora está en casa de acogida. La mujer que lo cuida hace todo lo posible por sociabilizarlo y ya lo coge en brazos y le enseña lo buenas que son las caricias... Cada día Boy avanza un poquito más y se está haciendo un hombrecito más simpático. Se lleva muy bien con otros perros, tanto machos, como hembras.

Acogido y rehabilitado por Ana en Granada

Contactar por STEVEN-BOY

Solicitud de contacto para STEVEN-BOY

Ingrese el contenido de la imagen